Por qué los pequeños temblores hacen crecer las montañas

Por qué los pequeños temblores hacen crecer las montañas. La energía de los pequeños temblores en el fondo guardan un papel mucho más importante de lo que se cree en la configuración del paisaje de montañas.

Temblores montañas

En Chile y Japón, el profesor Todd Ehlers y la doctora Andrea Madella encontraron paralelos entre la actividad sísmica y el patrón y la tasa de elevación de las montañas. Los resultados se han publicado en la revista Nature Geoscience.

Los terremotos generalmente ocurren en áreas de la Tierra donde chocan las placas continentales. A lo largo de la costa chilena, por ejemplo, la placa de Nazca está siendo empujada debajo de la placa de América del Sur, lo que hace que esta última se comprima y acumule energía elástica durante cientos de años.

«La descarga de toda esa energía en poco tiempo, a menudo menos de un minuto, da como resultado terremotos que pueden sacudir el suelo de una manera aterradora», dice Todd Ehlers. «Y en ese tiempo, la placa oceánica de Nazca se desliza bajo el continente».

Las cadenas montañosas se empujan hacia arriba en el borde de la placa comprimida. En Perú y Chile, estos son los Andes, que alcanzan alturas de más de 6.900 metros. En Japón, donde chocan varias placas continentales, las montañas forman una gran parte de la masa terrestre.

Patrones sorprendentes

En su estudio, los investigadores examinaron registros de terremotos de diversas magnitudes a lo largo de las fallas en Chile y Japón y compararon esos datos con los patrones topográficos del paisaje.

“Una vez que restamos los mega-terremotos y sus réplicas más pequeñas de nuestros cálculos, encontramos que la energía liberada por la actividad lenta y sostenida de los terremotos más pequeños a menudo coincidía con el levantamiento costero”, informa Andrea Madella.

Estos terremotos más pequeños ocurren principalmente a profundidades de 30 a 60 kilómetros y tienen una magnitud de cuatro a cinco grados.

“La correlación nos sorprendió. Estos terremotos más pequeños han sido claramente subestimados”, dice Ehlers. “Ocurren constantemente en el fondo sin ningún pico espacial o temporal particular. Parece ser su energía acumulada la que hace que las montañas crezcan durante millones de años».

Pero, ¿qué pasa con la energía de los terremotos? “Dobla todo el paisaje de forma cíclica”, dice Madella. «Pero esa deformación se revierte y, a menudo, no provoca un levantamiento permanente de las montañas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Caribe Mexico