Posicionamiento SEO, 7 aspectos básicos

Posicionamiento SEO, 7 aspectos básicos. SEO significa optimización en los motores de búsqueda, lo que redunda en una mejor perfomance de una web o un contenido en el vasto mundo digital.

Posicionamiento SEO aspectos básicos

El proceso de optimización de sitios web para dar resultados en los motores de búsqueda, el SEO, no solo se basa en lo que piden los motores de búsqueda, sino también en lo que las personas buscan. Se trata de comprender la forma exacta en que buscan los usuarios de Internet, de modo que se pueda rastrear y clasificar en consecuencia en los motores de búsqueda.

Como la mayoría de los usuarios nunca van más allá de la página de resultados de Google (SERP), es vital que un sitio web esté entre esos resultados.

Los sitios web que siguen las reglas básicas de SEO parecen tener no solo más tráfico sino también más ventas. A continuación 7 criterios básicos para el ranking SEO.

1. Palabras clave

En el pasado, las palabras clave estaban en la parte superior de los factores que determinaban la posición de un sitio web en los SERP. Pero esto sucedió en el pasado. Google solía clasificar una página más alto porque enumeraba una palabra clave en particular con más frecuencia que otros sitios web.

En cambio, Google hoy en día se enfoca en la calidad de cada sitio y en satisfacer las necesidades de sus usuarios. Esto no significa que las palabras clave ya no sean relevantes, pero usar una palabra clave en particular tantas veces como sea posible no llegará a ninguna parte. Hay muchas otras técnicas para ayudar en la clasificación más alta en los motores de búsqueda.

2. Vínculos de retroceso

Es el tipo de vínculos que dirigen a los visitantes a otros sitios web y viceversa. Si otra empresa enlaza un sitio al suyo, significa que confía en esa página, pero también en el contenido, por lo que enlaza directamente con ella. De esta manera, un sitio web puede parecer confiable tanto para los motores de búsqueda como para los usuarios de otros sitios web.

También es importante recordar elegir sitios confiables para enlazar, ya que los motores de búsqueda rastrean y recompensan o castigan los sitios web, según su contenido, para evitar redirigir a los usuarios a contenido no deseado. Por lo tanto, los vínculos de retroceso son un voto de confianza en un sitio, ya que cuanto más relevante y creíble sea, más vínculos de retroceso habrá ganado.

3. Seguridad del sitio web

En 2014, con el fin de hacer de Internet un lugar más seguro para sus usuarios, Google actualizó su política de seguridad. Desde entonces, los sitios se han dividido en «HTTP» y «HTTPS». Lo segundo en la URL muestra que el sitio es seguro, por lo que Google favorece estos sitios en términos de clasificación en los resultados de búsqueda.

En caso de que una página no sea segura y algo salga mal, Google lo notará de inmediato, lo que no solo afectará la posición general en las SERP, sino que también alejará a los usuarios desde el momento en que se dan cuenta de que se encuentran en un entorno inseguro.

4. Alcance del contenido

La longitud de un artículo es una de las primeras cosas que notan los usuarios de Internet cuando visitan un sitio web. Pero, ¿cuál es el número correcto de palabras que conducirá a la mejor clasificación de un sitio web? La respuesta es que no hay una respuesta correcta. El número ideal de palabras es de alrededor de 2000 para la primera página de un sitio y 1000 para las demás. Pero Google no clasifica los sitios web basándose únicamente en este número.

Es un hecho que las páginas que mejor posicionan en los motores de búsqueda son las que tienen más contenido en promedio, siempre y cuando esté bien escrito y sea claro. Por lo tanto, el objetivo principal es centrarse en la mejor experiencia de usuario y proporcionar contenido completo y de calidad, pero también una cantidad de texto satisfactoria.

5. Tráfico del sitio web

Una forma de comprender el tamaño de la popularidad de un sitio web es el número de visitas. Los visitantes pueden encontrar un sitio de muchas maneras, como búsqueda orgánica, anuncios pagados, redes sociales, visitas directas, referencias y boletines.

El tráfico total de un sitio no juega un papel importante en la clasificación de los motores de búsqueda. Sin embargo, el tráfico sigue siendo un parámetro SEO importante a tener en cuenta. Por lo tanto, parece que Google clasifica más alto a los sitios web más populares y, en consecuencia, a los sitios web con más tráfico directo.

Sin embargo, esto no significa que solo debamos centrarnos en los factores orgánicos. La creación de una imagen sólida para una empresa puede atraer una cantidad significativa de visitas directas a un sitio.

6. Comportamiento del usuario

Los patrones que resultan del comportamiento del usuario ayudan a Google a determinar la clasificación de un sitio. Algunos ejemplos de estos comportamientos son la tasa de rebote, es decir, el tiempo que un usuario pasa navegando en un sitio y cuántas de las páginas del sitio abre el usuario por sesión. Las páginas con bajas tasas de rebote parecen clasificarse más alto en los motores de búsqueda, ya que esto indica que los usuarios confían en su contenido, mientras que las páginas con clasificaciones más bajas parecen ser menos relevantes para lo que busca un usuario.

En términos de cuánto tiempo pasan los usuarios navegando por un sitio, parece que las páginas de mayor rango tienden a ser más confiables y los usuarios tienden a pasar más tiempo que en las páginas de menor rango. Del mismo modo, el número de páginas por sesión depende de si los usuarios confían o no en un sitio lo suficiente como para navegar a más de una de sus páginas. Al considerar cómo Google traduce estos comportamientos, se puede determinar qué páginas de un sitio resuenan y cuáles no. Luego, se podrían tomar las acciones necesarias en base a los resultados.

7. SEO en la página

Aunque se ha sobreestimado la importancia de las palabras clave en las prácticas de SEO, su uso nunca dejará de ser una parte integral del SEO. Usar una palabra en particular tantas veces como sea posible en una página no llegará a ninguna parte. Es una táctica obsoleta que ya no puede engañar a los motores de búsqueda. El uso prudente de palabras clave en títulos de página, meta descripciones y, en general, en el cuerpo del texto de una página es definitivamente beneficioso, pero no tendrá un fuerte impacto en su clasificación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.