Productos de playa que no debes olvidarte nunca

Al tener 4300 km de extensión, Chile es catalogado como el país más largo del mundo. Y como uno de sus límites es el mar, casi que se puede asegurar que nuestro país ofrece costas y playas para todos los gustos. De aguas frías o cálidas, extensas o cortas, las playas chilenas tendrán un destino para cada persona.

Pero sabemos que las mejores playas también son las que menos intervenidas están por el hombre. Y si queremos visitarlas, vamos a necesitar todo tipo de cosas que nos permitan pasar el día sin tener que volvernos antes de que se ponga el sol en el horizonte marino.

Elementos esenciales

La toalla

Como todos saben, el elemento más importante para ir a cualquier playa son las toallas.

Las toallas de baño serán útiles para secarnos, pero no olvidemos que un set de toallas nos puede servir para sentarnos sobre la arena si no llevamos algo para eso. Además, un juego de toallas puede eventualmente abrigarnos o cubrirnos de alguna lluvia.

Las toallas de playa suelen ser mejores para la arena y la sal.

Incluso, podrás encontrar toallas de playa grandes o toallas de playa redondas perfectas para apoyar todo lo que lleves. Por eso, siempre es bueno tener una toalla de playa grande que compres específicamente para apoyar sobre la arena y otras que sirvan para secarse si es que decides darte un baño.

Protector solar

Parece una obviedad, pero al día de hoy hay personas que no llevan protector. Es muy importante colocarlo antes de ir a la playa e incluso, continuar colocándolo durante la jornada, más aún si decides darte un baño en el mar.

Una sombrilla o una carpa

Si bien no hay nada más hermoso que la calidez del sol, también puede ser muy peligroso. Para evitar insolaciones y para descansar la piel de la exposición a la luz solar, llevar una sombrilla o carpa es muy importante.

Otra de las funciones que cumplen es parar los vientos. Muchas veces pueden levantarse vientos muy molestos y la mejor manera de seguir en la playa sin sufrirla es teniendo alguna de estas opciones que permitan cortar el viento.

Asientos: reposeras y puffs

Si no quieres llenarte de la arena que corre con el viento en la superficie de la playa, si quieres sentarte a contemplar el mar con los pies en la orilla o simplemente, te gusta poder sentarte para leer un poco de cara a las olas, debes llevar sí o sí una buena reposera que tenga distintas opciones para reclinar. ¡No sea que quieras dormir una siesta y no puedas recostar la espalda!

Es cierto que las reposeras pueden ser algo incómodas de cargar, por lo que otra opción es llevar algún asiento puff inflable que también te brinde esas comodidades. Algunos son muy cómodos porque no requieren inflador de ningún tipo.

Cooler

Quién quiere el fin quiere los medios. Y si tu idea es llevar la comida a la playa o unas buenas chelas bien heladas, entonces no puedes dejar de tener un cooler o un bolso térmico. Realmente, es la diferencia entre depender de un negocio que te brinde las cosas en el lugar (que siempre tendrán otros precios) y depender sólo de ti mismo.

Existen de todos los tamaños y para todos los usos que se te ocurran: desde pequeños coolers para llevar algunas botellas hasta unos enormes donde puedas llevar bebidas, frutas, fiambres, etc.

Abrigo liviano

Esta opción depende según al tipo de playa al que hayas decidido ir. Las playas del sur son mucho más frescas y húmedas, por lo que tener a mano un polerón o una rompevientos es una buena forma de evitar el frío de los vientos y las lluvias.

Pero lo cierto es que las playas del norte, al ser más cálidas, es probable que no necesites tanto abrigo. Aunque recuerda que es una zona desértica, por lo que una vez que se ponga el sol sentirás el cambio de temperatura.

Juguetes de playa para los niños

Si llevas a tus hijos o simplemente, vas a la playa con algún niño, darle juguetes para que pueda entretenerse en la arena es esencial para que una tarde bonita no se convierta en un caos.

Moldes de arena, palitas, baldecitos. Hay un montón de juguetes sencillos con los cuales se pueden entretener y que los llevará a dejar las pantallas de lado.

Una recomendación: siempre lleva una lista de los juguetes y cuántos son los que llevas, ya que es un clásico que los niños se los olviden en la playa. Y como sabemos, suelen ser de plástico, por lo que esos olvidos estarían contaminado el medio.

Bolsas para juntar la basura

Este es otro de los esenciales más olvidados. Las playas no suelen estar equipadas con lugares donde botar nuestra basura, y si lo están, pueden que nos queden a trasmano. Por eso, llevar una bolsa de basura propia donde podamos dejar nuestros deshechos aporta a que no queden en la playa.

Por supuesto, es muy importante que una vez que nos vayamos llevemos la bolsa con nosotros. Si en nuestro hogar no dejamos nuestros desechos sobre la mesa, tampoco debemos dejarlos sobre la mesa de los animales que habitan naturalmente la playa.

Auriculares

Si quieres escuchar música mientras estás en la playa, la mejor opción será siempre llevar unos buenos auriculares. No hay nada más pesado que obligar a quienes están en la playa pero no vinieron contigo a escuchar tu música. Además, aportarías a la contaminación sonora del lugar, y la idea es que puedas disfrutar de la playa sin alterar ninguna de sus características del paisaje sonoro y visual.

Disfruta de la naturaleza en armonía con ella

La playa es un lugar hermoso, y realmente puede relajarnos del sonido y el movimiento de la vida cotidiana. Puede ayudarnos a conectar con lo natural desde un lugar de absoluta paz. Tener todos los elementos necesarios para aprovecharla sin abusar de ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *