Rata prehistórica del tamaño de un hombre una vez caminó por el Amazonas

1 min read

Rata prehistórica del tamaño de un hombre una vez caminó por el Amazonas. Los científicos han confirmado que una rata gigante tan grande como un ser humano habitó la selva amazónica en tiempos prehistóricos.

Rata prehistórica

Llamada Neoepiblema acreensis, tenía dos enormes dientes incisivos curvos para roer nueces y presas. Los cráneos de dos ejemplares fueron encontrados en un sitio fósil en Acre, en la Amazonía occidental de Brasil. Uno estaba casi completo y el otro incluía un fragmento de cráneo, la parte que encierra el cerebro.

Para José Ferreira,  el Neoepiblema medía aproximadamente cinco pies de largo y pesaba alrededor de 80 kg, lo que superó al capibara, el roedor vivo más grande que es de unos 60 kg .

«Este roedor es un pariente extinto de las chinchillas, que habitó la Amazonía occidental de Brasil hace unos 10 millones de años. Vivía en ambientes pantanosos que existían allí antes de la aparición de uno de los bosques tropicales más grandes del mundo», agregó el científico.

Su tamaño significaba que tenía pocos depredadores, tal vez solo grandes cocodrilos que habrían usado «estrategias de sentarse y esperar», atacando si uno pasado al descuido. El Neoepiblema acreensis «probablemente no era muy brillante»

Una reconstrucción digital de su cerebro usando tomografías computarizadas mostró que era muy pequeño. Ferreira, de la Universidad Federal de Santa María, explicó: ‘El valor adaptativo de un bajo costo energético y otros factores ecológicos están posiblemente asociados con el tamaño cerebral relativamente pequeño de los roedores gigantes.

Aunque Neoepiblema fue uno de los roedores más grandes de la historia, el cerebro de este roedor gigante era muy pequeño en relación con su masa corporal.

«La evolución a lo largo del tiempo de esta relación entre el tamaño del cerebro y el cuerpo se conoce como encefalización», acotó. «Cuando Neoepiblema habitó en América del Sur, los mamíferos placentarios carnívoros como los felinos, cánidos y ursidos aún no habían llegado al continente, ya que el Istmo de Panamá aún no se había formado y no había conexión terrestre con la Antártida», remató.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
GANAS DE MENDOZA
HOTELGUARANI
HOTELGUARANI