Raúl Zurita, el poeta de Chile palpita la segunda vuelta

Raúl Zurita, el poeta de Chile palpita la segunda vuelta. A horas de las elecciones presidenciales de Chile, Raúl Zurita comparte sus esperanzas sin olvidar que vivió de primera mano el horror de la dictadura.

Raúl Zurita Chile segunda vuelta

Raúl Zurita, un comunista sin complejos de 71 años que ganó el Premio Nacional de Literatura de Chile en 2000, es un acérrimo defensor de la plataforma política del candidato de izquierda y exlíder estudiantil Gabriel Boric.

Dijo que una victoria de José Antonio Kast marcaría un regreso al «fascismo, un deja vu inconcebible».

– ¿Esperaba ese resultado de la primera ronda de elecciones presidenciales, en la que Kast fue el candidato más votado con casi el 28 por ciento de apoyo?

– Al final del día, sí. Ha habido mucho tumulto en el país, y esto es un movimiento de péndulo. En siete días, espero que salgamos un poco más sabios.

– ¿Por qué cree que se ha legitimado el ascenso de la extrema derecha?

– Son muchas las emociones que han alimentado este nuevo fascismo. Hemos visto violencia innecesaria. A veces la violencia es necesaria, pero la malicia … las estaciones en llamas, fue un clima propicio para el fascismo, que regresa cuando hay una sensación de ausencia de gobierno. No se prestó atención a ese aspecto, y es un sentimiento popular muy legítimo.

– Si ganara, Boric lideraría una alianza formada por la coalición de izquierda del Frente Amplio y el Partido Comunista. Muchos están hablando de «Chilezuela». ¿Hay, en general, más miedo al comunismo que al fascismo?

– Por supuesto. Es terrible, pero así es. Cuando se demoniza a Venezuela, con razón se lo demoniza. Y lo mismo ocurre con Nicaragua. Es el peso que lleva la izquierda. Pero tenemos que entender que esto es cosa de los sueños. Los sueños se sumergen. Pasan a la clandestinidad y aparecen un poco más adelante. Creo que Boric va a ganar y que va a ser una lección importante, un nuevo pacto con la sociedad.

– Fue arrestado y torturado durante la dictadura. ¿Cómo se siente cuando Kast defiende la detención de personas en lugares que no son necesariamente cárceles?

– Eso es sorprendente… La indiferencia con la que lo dice. Ese pinochetista… como otras personas en Chile, es un grupo implacable. Tenemos que luchar contra el fascismo en todos los frentes, pero nunca haciéndoles lo que no quisiéramos que nos hicieran a nosotros. No los vamos a dejar ciegos como las víctimas de las protestas (antigubernamentales de 2019).

Memoria

– Recurrió a la memoria (al escribir) su última novela. ¿Crees que es importante, en un momento histórico como este, volver a visitar el pasado?

– Confío en que la gente pueda invocar su memoria, la de sus padres y abuelos, para que la extrema derecha no vuelva al poder. El regreso del fascismo a Chile sería un «deja vu». Tenía 22 años en 1973, cuando ocurrió el (golpe) de Pinochet y para mí volver a verlo me parece francamente inconcebible.

– Pocos proyectos progresistas en América Latina se han consolidado y han tenido éxito, un ejemplo es Uruguay. ¿Crees que Boric puede pasar página a esa demonización de la izquierda que existe en América Latina?

– Eso creo. Boric es un gran introductor de la filosofía de José Mujica (ex presidente de Uruguay). Tiene todas las habilidades blandas… Se necesita un liderazgo benigno, una visión más armoniosa, una perspectiva de género que deje atrás la lógica del poder masculino, una sensibilidad más fina. Por eso espero que Boric gane.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.