Reforma fiscal de Brasil, Paulo Guedes prosigue su cruzada

Reforma fiscal de Brasil, Paulo Guedes prosigue su cruzada. El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, insiste que la tasa sea del 20% para el impuesto a los dividendos en la reforma fiscal, aunque termine en el 15%.

Brasil reforma fiscal

El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, planea insistir en que la tasa impositiva sobre los dividendos en una propuesta de reforma del gobierno enviada al Congreso se fije en 20%, pero personas cercanas a él admiten que las negociaciones con el Congreso podrían reducir esa tasa al 15%.

El impulso de Brasil para gravar los dividendos se ha enfrentado a tal retroceso de los mercados financieros que la tasa del 20% propuesta por el Ministerio de Economía podría terminar reduciéndose al 15%, según una persona con conocimiento del tema.

La economía más grande de América Latina es uno de los pocos países del mundo donde los dividendos están exentos de impuestos, situación que según el ministro de Economía, Paulo Guedes, beneficia solo a los más ricos.

«Nadie tiene que avergonzarse de ser rico, pero tiene que avergonzarse de no pagar el impuesto a los dividendos», dijo Guedes durante un evento en línea el viernes. “Solo Brasil y Lituania tienen esta deformación, que estamos corrigiendo”.

El paquete de reforma del impuesto sobre la renta enviado al Congreso hace dos semanas exige un impuesto del 20% sobre los dividendos junto con una reducción de 5 puntos porcentuales en los impuestos corporativos en dos años. Sin embargo, las feroces críticas de los mercados financieros llevaron al jefe de la cámara baja, Arthur Lira, a señalar que el Congreso podría reducir la tasa de impuesto a los dividendos propuesta al 15%.

Bastante moderado

La semana pasada, Guedes dijo que la tasa del 20% era «bastante moderada» y que las quejas eran «naturales». Los datos del ministerio muestran que el 65% de los 360 mil millones de reales ($ 69 mil millones) en ganancias y dividendos recibidos en 2019 fueron para solo 21,000 contribuyentes.

Pero la combinación de presiones políticas y de programación ha abierto la posibilidad de que la tasa del 20% no se mantenga. Para generar apoyo para los impuestos a los dividendos, el equipo económico de Brasil está dispuesto a reducir los impuestos corporativos más rápido de lo planeado originalmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Caribe Mexico