Ricardo Aldana, la vieja política de México al lado de AMLO

Ricardo Aldana, la vieja política de México al lado de AMLO. El veterano legislador Ricardo Aldana encabeza el sindicato de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), bendecido por el presidente AMLO.

México Ricardo Aldana AMLO

La elección de un veterano legislador del expartido gobernante para encabezar el sindicato de la petrolera estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) acerca a una pieza influyente de la antigua estructura de poder de México al presidente Andrés Manuel López Obrador.

López Obrador dijo el martes que la votación del lunes ganada por Ricardo Aldana, tesorero del sindicato y aliado del antiguo jefe Carlos Romero Deschamps, fue un ejercicio histórico de libertades laborales que rompió con las elecciones amañadas del pasado.

«El sistema funcionó», dijo el presidente en una conferencia de prensa. «Aquí se tomaba la decisión de quién entraba y quién salía», dijo, en una aparente referencia a la presidencia. «Ahora, depende de los trabajadores. En cuanto a quién ganó y sus antecedentes, eso es un asunto del Ministerio del Trabajo».

Revivir a Pemex, la empresa más grande de México, es una de las principales prioridades de López Obrador y los políticos vieron su aparente acuerdo con el sindicato como una señal del pragmatismo que ha mostrado al expandir su base de poder en el panorama político. Eso podría fortalecer su mano en las elecciones.

Pero los candidatos rivales y los críticos de izquierda y derecha argumentan que la elección podría afianzar el antiguo liderazgo sindical, que ha tenido un historial problemático y llevó a Romero Deschamps a renunciar en 2019 en medio de acusaciones de corrupción.

Romero Deschamps

Romero Deschamps ha negado las acusaciones y no enfrenta cargos por irregularidades ni ha sido condenado por ningún delito. Durante la campaña, Aldana negó haber seguido el ejemplo de su exjefe, ya que los rivales expresaron su preocupación por sus lazos pasados.

Los portavoces de Aldana y el sindicato no respondieron a las solicitudes de comentarios. La oficina de López Obrador, quien enfatizó que no tenía vínculos con Aldana, no respondió a una solicitud de comentarios. Romero Deschamps no pudo ser contactado.

Antes de las elecciones, Aldana dijo que, de ser elegido, trabajaría para mejorar la vida de los trabajadores de Pemex y sus familias, mejorar la productividad y reformar el liderazgo sindical para centrarse en la transparencia y la rendición de cuentas.

El Ministerio del Trabajo dijo que si se confirma como ganador, el mandato de Aldana se extendería hasta fines de 2024.

Aldana y Romero Deschamps sirvieron en el Congreso por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó México durante la mayor parte del siglo XX y en 1938 creó Pemex.

Hasta el año 2000, el PRI reinó supremo en México, con los presidentes concentrando el poder ejecutivo y Pemex sirviendo como fuente clave de contratos y pilar del desarrollo económico.

Tal era la proximidad entre el partido y el sindicato de Pemex que en una controversia denominada ‘Pemexgate’, los fiscales acusaron a Romero Deschamps y otros de canalizar millones de Pemex hacia la fallida candidatura presidencial del PRI en 2000.

No fueron condenados, pero los informes sobre la riqueza de los líderes sindicales continuaron perjudicando su reputación.

Clemente Castañeda, senador por el partido opositor Movimiento Ciudadano, de centroizquierda, dijo que la elección de Aldana equivalía a «más de lo mismo» para un sistema viciado.

López Obrador, quien fue miembro del PRI hasta fines de la década de 1980, pasó años ridiculizando al partido por corrupción.

Pero últimamente ha presionado al PRI, ahora en la oposición, para que lo ayude a aprobar la legislación del mercado energético.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *