Saroléa N60, la moto eléctrica que viene a revolucionar el mercado

Saroléa N60, la moto eléctrica que viene a revolucionar el mercado

N60

La Saroléa N60 se presenta con varios detalles exclusivos y no sólo en su propio diseño sino también en sus complementos: respecto a la motocicleta, además de que decir que es eléctrica, debemos añadir que está construida en fibra de carbono y aluminio y ofrece una autonomía de 330 km con un tiempo de carga muy competitivo porque cuenta con la opción de carga rápida, opción con la que recupera el 80% de la carga de su batería en sólo 20 minutos. ¿Potencia? 163 CV.

La Saroléa N60, con las mismas características técnicas que el modelo al que rinde homenaje en lo que a su motorización se refiere, se diferencia de ella -de la MANX7- en su diseño exterior, siendo la N60 igualmente moderna y vanguardista pero más urbana, más de elegante uso diario que de competición.

La Saroléa N60 MM.01 tiene las mismas características técnicas que la MANX7: utiliza un motor trifásico sin escobillas y refrigerado por aire que entrega una potencia de 163 CV (120 kW) y tiene un par motor de 450 Nm.

Al igual que casi toda la moto, su chasis es un monocasco hecho con fibra de carbono al igual que el basculante que es del mismo material.

Incluso la forma de tensar la cadena tiene la misma solución técnica que en el modelo anterior de Saroléa: para modificarla se mueve el eje del motor eléctrico adelante y atrás en lugar de que varíe la posición de la corona en el basculante.

Donde es muy diferente la N60 MM.01 con respecto a la MANX7 es en el diseño. La segunda tiene un aspecto de deportiva, lógico teniendo en cuenta que parte de la versión de competición que hemos nombrado antes. La primera, sin embargo, tiene un aspecto más de calle, aunque con un diseño muy futurista y liviano, sobre todo a los grandes paneles laterales en los que predomina la fibra de carbono enmarcada en una franja naranja.

 

 

Caribe Mexico