Sebastián Lelio, el chileno habla de amor y cine en Tel Aviv

Sebastián Lelio, el chileno habla de amor y cine en Tel Aviv. Invitado de honor en el Festival Internacional de Cine Estudiantil de Tel Aviv 2022, Sebastián Lelio, contagió su amor por las películas.

Sebastián Lelio cine Tel Aviv

Sebastián Lelio, el aclamado director chileno de películas como la ganadora del Oscar Una mujer fantástica y Desobediencia, un drama sobre el amor prohibido en la comunidad ultraortodoxa, pidió dos espressos a la vez en la cafetería de un hotel de Tel Aviv el jueves por la mañana, luciendo mucho más alerta de lo que cabría esperar de alguien que acaba de llegar de Londres.

Lelio, quien es el invitado de honor en el Festival Internacional de Cine Estudiantil de Tel Aviv 2022, organizado por la Universidad de Tel Aviv y que se lleva a cabo en la Cinemateca de Tel Aviv y otros lugares de la ciudad, dijo que estaba emocionado de visitar Israel para la primera vez y participar en el festival de cine.

“Me conmovió mucho la invitación”, dijo. “Me encanta la idea de un festival de cine estudiantil. Estoy ansioso por tener conversaciones con jóvenes cineastas. Es emocionante. Por eso dije que sí”.

Lelio estaba en Inglaterra realizando la posproducción de su última película, el thriller psicológico The Wonder, protagonizada por Florence Pugh y Niamh Algar. “Pero logré escapar por unos días”, dijo.

Israel

Cuando se le preguntó si había sentido presión para boicotear un evento cultural en Israel, dijo que, en general, no creía en los boicots y que “todo depende de quién invita”.

Si bien precisó que no estaba comparando a Israel con su país natal durante la dictadura de Pinochet, recordó que “en Chile, durante los años de la dictadura, recuerdo a artistas que venían y compartían su cosmovisión y era súper interesante para nosotros”. Si lo hubieran boicoteado por desavenencias con el gobierno chileno de la época, “hubiera sido un poco duro para nosotros”.

Crecer durante esta era oscura de la historia chilena también moldeó su visión del mundo de otras maneras. “Durante la dictadura, las escuelas de cine dejaron de funcionar. Mi generación tenía historias que quería contar”. Una vez finalizada la dictadura en 1990, las escuelas de cine reabrieron y Lelio fue uno de los que encontró su camino hacia ellas.

“Alrededor de 16 años después de la recuperación de la democracia, la industria cinematográfica comenzó a revivir y hubo cierto interés desde fuera del país”, graficó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.