Selk’Nam en Chile buscan reconocimiento ancestral

Selk’Nam en Chile buscan reconocimiento ancestral. En el siglo XIX llegarían a Chile europeos que se encontraron con cazadores-recolectores que vivían allí desde hacía más de 10.000 años, grupo indígena de los Selk’nam.

Chile Selk’Nam

El encuentro entre los cazadores-recolectores y los agricultores colonizadores condujo a una pena de muerte de facto para los Selk’nam en Chile.

Esta tragedia sigue estando a la orden del día: se les da por extintos en los libros de historia y en las leyes escritas por los vencedores, pero los sobrevivientes afirman estar vivos. Y ahora luchan por el reconocimiento.

Hace unos 500 años, el explorador portugués Fernando de Magallanes descubrió un paso marítimo en el extremo sur del planeta, una región completamente desconocida por los europeos que luego la llamaron “Terra Australis Incognita”.

Este descubrimiento unió al mundo y fue en efecto la primera globalización de la sociedad moderna. Estas son las aguas del Estrecho de Magallanes, que une los océanos Atlántico y Pacífico.

Ubicada en Bahía Inutil, uno de los sitios arqueológicos más importantes de la zona es la Pedra de Marazzi, reconocida como uno de los asentamientos más antiguos de la isla que data de hace alrededor de 9.500 años. Aquí instrumentos líticos y otras evidencias de la presencia de grupos cazadores de aves y guanacos.

Genocidio

En Chile ha pasado un siglo y una dictadura sin que se aborde el genocidio Selk’nam. Esto comenzó a cambiar solo recientemente en la década de 2010 gracias a Internet, cuando finalmente los usuarios de la web que buscaban sus orígenes pudieron encontrarse.

Ahora, juntos, los selk’nam enfrentan el proceso de descolonización y desnaturalización de la perspectiva histórica, de recuperación y replanteamiento de lo que les sucedió. Han creado centros comunitarios donde se comparten experiencias, historias y recuerdos familiares y se confronta la verdad.

Los Selk’nam están organizados en entidades como Corporación Selk’nam y Comunidad Covadonga-Ona, ambas en Chile, y Comunidad Rafaela Ishton, en Argentina, para luchar por sus derechos, partiendo del reconocimiento de que aún existen, que son aún no extinto. Es un pueblo vivo.

La Comunidad Rafaela Ishton existe desde la década de 1980 y fue una de las primeras en obtener jurisdicción legal en Argentina. En 1994, los Selk’nam fueron reconocidos como pueblo indígena por el Estado argentino. Más de 600 familias, en total unas 1.000 personas, se identifican como selk’nam en ese país.

Hema’ny Molina, presidente de la Corporación Selk’nam Chile, y Miguel Pantoja, miembro de la Comunidad de Rafaela Ishton, no aceptan ser vistos como «descendientes» de los Selk’nam. “No soy descendiente, soy selk’nam”, dice Pantoja.

“Tengo que explicarme y pensar en mí mismo, es algo violento”, continúa. Molina, conforme, agrega: “Siempre supe que era selk’nam pero eso no significa vivir como tal ni entender cómo hacerlo. Hay varias capas complejas. Durante muchos años hubo un sentimiento de soledad ya que desconocíamos la existencia de otras familias. Era una sensación de vacío y completa soledad. ¿Con quién voy a hablar? ¿A quién le voy a decir? ¿Me creerá la gente?

“Siempre supe que era selk’nam pero eso no significa vivir como tal ni entender cómo hacerlo. Hay varias capas complejas. Durante muchos años hubo un sentimiento de soledad ya que desconocíamos la existencia de otras familias. Era una sensación de vacío y completa soledad. ¿Con quién voy a hablar? ¿A quién le voy a decir? ¿Me creerá la gente?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *