Steven Pinker, profesor de Harvard publica «Racionalidad»

Steven Pinker, profesor de Harvard publica «Racionalidad». El profesor de Harvard Steven Pinker publica Racionalidad, donde explica cómo todo el mundo puede volverse un poco más racional.

Steven Pinker Racionalidad

Con Racionalidad, el psicólogo cognitivo explica cómo la humanidad ha progresado espectacularmente gracias a la razón. Steven Pinker es uno de los pensadores más influyentes del planeta. El psicólogo cognitivo y profesor de Harvard publica Rationalité (Les Arènes), una súplica vibrante por la razón en una era en la que reina la subjetividad.

El intelectual favorito de Bill Gates, autor del best-seller The Angel’s Part in Us y The Triumph of the Enlightenment, explica cómo el pensamiento crítico ha llevado a un progreso espectacular, por qué no debemos desesperarnos de la ola actual de la conspiración y el oscurantismo y cómo, individual y colectivamente, todos podemos volvernos más racionales.

– En su opinión, la racionalidad es el principal motor del progreso, que ha ilustrado en sus libros Le Triomphe des Lumières y La Part d’ange en nous. ¿En qué te estás basando?

–  La humanidad, desde la Ilustración, ha experimentado un progreso espectacular, el declive de la pobreza, las guerras, la mortalidad infantil, el analfabetismo, las hambrunas … Es un hecho, no una opinión. Desde la segunda mitad del siglo XIX, la esperanza de vida ha aumentado desde su umbral histórico de alrededor de 30 años a más de 72 años en todo el mundo y 83 años en los países más favorecidos. Durante la mayor parte de nuestra historia, el 90% de la humanidad ha vivido en lo que hoy llamamos pobreza extrema. En la actualidad, es menos del 9%. Todo esto no sucedió porque habría una dialéctica en el Universo que inevitablemente mejoraría nuestra condición. El Universo no se preocupa por nosotros en absoluto. Si es solo recientemente que nuestra especie ha podido disfrutar de tal progreso es porque hemos decidido aplicar la razón para mejorar nuestras condiciones materiales.

Discursos virales

Pero la racionalidad no solo nos ha permitido aumentar nuestra riqueza, la duración de nuestra existencia o nuestro nivel de educación. También ha sido un factor clave para el progreso moral. Muchos movimientos sociales se lanzaron por primera vez mediante argumentos razonados, cuando un filósofo o pensador demostró por qué tal práctica es insostenible. Estos manifiestos o discursos se volvieron virales, se discutieron en salones o cafés, antes de influir en la opinión pública y en los legisladores, y luego fueron asimilados a la sabiduría popular.

Contra la monarquía absoluta, John Locke [1632-1704], por ejemplo, desarrolló la idea de que ningún ser humano tiene el derecho natural de dominar a otro. La filósofa Mary Astell [1666-1730], la primera feminista inglesa, se preguntó por qué, cuando todos los hombres nacen libres, las mujeres nacen esclavas. La oposición a la tortura, la esclavitud y la segregación de negros y gays fueron, pues, argumentos iniciales. El razonamiento que muestra a las personas hasta qué punto tolerar estas prácticas no puede justificarse de acuerdo con los valores que afirman apoyar.

– La pandemia de Covid ha recordado el alcance de los movimientos de conspiración, mientras dopaba a la audiencia de charlatanes. ¿Cómo puede una especie tan inteligente como la nuestra ser también tan crédula?

– Hay algo de qué alarmarse. Pero esta irracionalidad actual no es de ninguna manera una prueba de que nuestra especie se esté desbloqueando por completo. Porque toda la irracionalidad que vemos hoy siempre ha estado presente. ¿Qué es la creencia en los milagros de la Biblia, sino un fenómeno paranormal que se ha extendido a través de noticias falsas? Las teorías de la conspiración son probablemente tan antiguas como el lenguaje. En cuanto a la charlatanería, fue la base de todo lo que llamábamos medicina hasta hace muy poco.

La gran diferencia es que estos movimientos de irracionalidad son más visibles en un momento en que nuestro razonamiento se ha vuelto muy sofisticado. Más que una ola de oscurantismo, sería mejor hablar de desigualdad en materia de racionalidad. Por un lado, hemos desarrollado vacunas de ARN contra Covid en menos de un año. Tenemos medicina basada en evidencias. Incluso en el deporte, las estadísticas han contribuido a revolucionar estrategias como la selección de jugadores. Por otro lado, fenómenos como la oposición a las vacunas nos parecen aún más llamativos.

Pensamiento

– Distingue entre el pensamiento real y el pensamiento mitológico …

– Debe entenderse que la mayoría de nosotros somos perfectamente racionales en nuestra vida real. Trabajas por dinero, guardas comida en tu refrigerador, pones gasolina en tu auto. Pero la irracionalidad crece cuando se trata de un mundo más allá de la experiencia inmediata: la historia, el futuro desconocido, lo cósmico, los inaccesibles corredores del poder.

En este caso, tus opiniones individuales ya no importan tanto, y no importa. Dado que a la gente no le importan mis creencias sobre los orígenes del Universo puedo desarrollar un pensamiento mitológico que me brinde consuelo o entretenimiento. La función de estas creencias no es construir una realidad social, sino expresar una identidad y pertenencia a una tribu.

A pesar de todas las conquistas de la mentalidad realista, la mentalidad mitológica sigue muy presente. El ejemplo más obvio es la religión. Más de dos mil millones de personas creen que si no aceptamos a Jesús como nuestro Salvador, estaremos condenados al tormento eterno en el infierno. Afortunadamente, la mayoría de ellos no siguen la lógica y tratan de convertir a la gente a la fuerza para su propio bien, como lo hicieron cuando se tomaron estas creencias como literalmente verdaderas.

Redes sociales

– Hoy nos gusta acusar a las redes sociales de todos los males. ¿Está esto justificado?

– Contamos con instituciones para superar nuestros sesgos y errores de razonamiento, como la ciencia, el periodismo responsable o la gobernabilidad democrática. Estas instituciones utilizan mecanismos para tratar de eliminar la irracionalidad: revisión por pares en la universidad, evidencia empírica en la ciencia, verificación de hechos para los medios. Incluso Wikipedia tiene un sistema de corrección. Pero no hay nada de eso en las redes sociales. Facebook o Twitter muestran reacciones inmediatas. La reputación de sus usuarios se basa en su capacidad para generar indignación, no en su precisión.

Por tanto, es indiscutible que las redes sociales nos permiten expresar nuestra irracionalidad, a diferencia de otros medios que filtran los absurdos que pueden atravesar la mente de los humanos. Pero no debemos acusarlos de todos los males. Durante mucho tiempo, los medios, como los tabloides o los programas de entrevistas, han estado difundiendo teorías de la conspiración, con visiones muy polarizadas. Recuerda también las leyendas urbanas. Siempre había algo sorprendente que le había sucedido a «un amigo de un amigo». [Risas] Entonces, las redes sociales son solo una parte del problema.

Retratar a los humanos como totalmente irracionales me parece una imagen incompleta, porque después de todo, somos nosotros quienes hemos establecido las reglas de la probabilidad o la lógica. No fueron los extraterrestres ni los dioses quienes nos los dieron. Los estadísticos y los especialistas en logística son seres humanos como cualquier otro, y creo que todos podemos aprender algunas reglas básicas.

– ¿Cuáles cree que son los sesgos esenciales a tener en cuenta?

– Primero, está la «heurística de disponibilidad» descubierta por Amos Tversky y Daniel Kahneman. Es decir, que las personas evalúen las probabilidades de eventos y riesgos basándose en la facilidad con la que pueden recordar ejemplos. Por lo general, pensamos que el automóvil es un medio de transporte más seguro que el avión, porque todos tenemos en mente las imágenes de los choques. De hecho, los aviones son 1.000 veces más seguros que los coches por pasajero-kilómetro. En Estados Unidos, la gente también cree que los tornados matan más que el asma, aunque esta enfermedad es 80 veces más fatal, pero no produce escenas espectaculares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Caribe Mexico