Tecnología chilena recupera una «reliquia» musical

Tecnología chilena recupera una «reliquia» musical

Equipos de sonido

Muchos de los “nuevos” amantes del vinilo aparecieron junto con las barbas y los pantalones de pitillo, pero ninguna de esas rarezas resiste la singularidad de lo bien ideado, de la tecnología bien aplicada y del diseño selecto. Cuando la creatividad llega a buen puerto gracias al buen hacer, su producto se convierte en algo atemporal, vigente hoy, ayer y mañana. Mucho de esto tiene que ver con Yahgan Audio Lab: Tecnología, diseño y –¡por supuesto!– amor infinito por la música.

Jorge Rodríguez es un ingeniero chileno que no encontró una mejor manera de canalizar sus conocimientos y su pasión por la música fabricando –él mismo, desde cero– su propia línea de amplificadores valvulares y tornamesas de alta gama. En la ciudad de Limache, a poco más de 120 km al noroccidente de Santiago, Chile y toda Latinoamérica tiene uno de los emprendimientos tecnológicos más interesantes de los últimos años.

La idea le surgió a Rodríguez en 2016, y como él mismo lo explica en una entrevista, una mezcla recuerdos e inquietudes lo impulsaron a estudiar el funcionamiento y desarrollo de las tornamesas y equipos de sonido analógico, toso esto respaldado por su profesión y experiencia como ingeniero civil mecánico de la Universidad de Chile.

Yahgan… ¿Por qué Yahgan? El nombre está lejos de ser una casualidad. Los yaganes son un pueblo originario del extremo sur de Chile y Argentina, sobrevivientes a una época que prácticamente los ha dado por extintos. Pero ellos aún están allí, resistiendo, con todo en contra y con orgullo… como los equipos valvulares que aún resisten al dominio digital.

Caribe Mexico