Transición energética en Chile, las «zonas de sacrificio»

Transición energética en Chile, las «zonas de sacrificio». Quintero y Puchuncaví han sufrido enfermedades relacionadas con la contaminación industrial, pueblos de Chile que saludan la transición energética del país.

Chile transición energética

De pie en Punta Ventanilla, Carlos Vegas, de 65 años, mira hacia el parque industrial que ha estado allí la mayor parte de su vida. Analiza el impacto de las 15 industrias repartidas por la bahía que conecta las localidades de Quintero y Puchuncaví, en el centro de Chile.

Aunque proviene de una familia de pescadores, hace 20 años la autoridad sanitaria chilena le prohibió a él y a su sindicato vender y cultivar mejillones porque tenían altos niveles de cadmio, arsénico y cobre. Si la gente se enfermaba, sería culpa suya, le dijeron.

Carlos conoce estas aguas del Pacífico como la palma de su mano. Sabe que mañana habrá depósitos de carbón en la playa. Toma su celular, mira los datos sobre la altura del oleaje en Puchuncaví, y dice: «La marea está baja, escúchame, mañana a las ocho de la mañana, la playa se llenará de carbón».

A la mañana siguiente, un representante de la Armada, la autoridad marítima de Chile, camina por la costa y da una advertencia. El carbón desembarca en Ventanas, la playa junto al polígono industrial. Inmediatamente después, un grupo de cuatro pescadores artesanales, cargados con palas y sacos, llegan a recoger el carbón dejado por la marea.

Cuando el mar está en calma y las olas están bajas, el carbón se deja en la arena. José Carvajal, pescador artesanal, es el coordinador del grupo de limpieza convocado por AES Gener, propietaria de las tres termoeléctricas de carbón que operan en la zona.

Pescadores artesanales

Durante enero de 2021, los pescadores artesanales de Ventanas recolectaron cuatro toneladas de carbón vegetal en la playa. Con los años, se ha vuelto normal ver que la arena se vuelve negra al amanecer. La Fundación Terram estimó la cantidad de carbón en 832 toneladas entre 2009 y 2020.

¿Cómo un destino turístico popular termina saturado de carbón año tras año? En 2017, la Fiscalía Marítima de la Armada realizó una investigación y concluyó que los depósitos se debían a “la falta de control de AES Gener en la gestión de residuos de sus procesos productivos”. La empresa apeló y se reabrió una investigación. Aún no ha concluido.

En 2020, AES Gener quemó más de 1,4 millones de toneladas de carbón bituminoso, principalmente de EE. UU. Y Colombia. Llegó a la bahía en barcos. Palas mecánicas y grúas lo extrajeron y lo arrojaron a una cinta transportadora que se extiende 1,4 kilómetros mar adentro desde la costa, llevándolo a un campo de almacenamiento al aire libre. Este proceso opera desde hace décadas en el puerto de Ventanas.

La energía a carbón representó el 39% de la generación eléctrica en Chile en 2019, año en el que el presidente Sebastián Piñera hizo un anuncio sin precedentes. Se comprometió a cerrar las 28 plantas de carbón de este pequeño país sudamericano -que aporta apenas el 0,26% de las emisiones globales de CO2- para el año 2040. La descarbonización del mix energético se convirtió en el principal compromiso climático de Chile y sustentó su plan m para lograr la neutralidad de carbono.

Puchuncaví ya inició su transición, con el cierre, en diciembre de 2020, de la planta “Ventanas 1”, que operaba desde 1964. Pero el desafío no es sencillo para una zona que ha vivido más de medio siglo. con múltiples consecuencias ambientales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lujandecuyo
Caribe Mexico