Últimos pronósticos para Qatar 2022 según las casas de apuestas deportivas

Ya empezó el Mundial y sin haber terminado la fase de grupos, podemos decir que nos hemos encontrado con algunas de las mayores sorpresas que seguramente nos podrán dar la competencia. Argentina perdiendo en su debut contra Arabia Saudita o Alemania cayendo contra Japón, son una muestra clara que la época donde jugar contra los equipos asiáticos de poca historia mundialista era algo sencillo, probablemente, haya pasado a la historia.

También las casas de apuestas deportivas se han encontrado con resultados sorprendentes, no tanto por el vencedor, sino por lo abultado del resultado: Francia le ganó 4-1 a Australia, Inglaterra derrotó 6 contra 2 al combinado de Irán y España hizo historia ganándole 7-0 a su par de Costa Rica, metiéndose en el top 10 de las máximas goleadas en la historia de los mundiales y consiguiendo que Gavi, el volante de Barcelona, se convierta en el segundo goleador más joven de la historia de este torneo, detrás solamente de un tal Pelé.

¿Cómo funcionan las apuestas deportivas?

La proliferación de las apuestas deportivas fueron la última gran innovación en el mundo de las apuestas y las personas interesadas en este modelo del siglo XXI, tienen al alcance de la mano cualquier facilidad de las que pueden brindar las nuevas tecnologías para poder realizar sus pronósticos sin la necesidad de moverse de sus casas y conseguir ventajas económicas con la misma efectividad y con beneficios inmediatos.

Como en cualquier otro tipo de apuesta, aquí nos manejamos utilizando dinero real que está ligado a nuestras tarjetas, cuentas bancarias o billeteras virtuales. El dinero utilizado se debitará automáticamente de nuestros fondos una vez que decidamos sobre qué apostar. En el caso de que consigas acertar con lo que planteaste, las ganancias se recibirán en la misma tarjeta, cuenta o billetera virtual que vinculaste en el sitio web o aplicación de apuestas que hayas elegido.

Apostar en línea es muy sencillo y lo único que deberás tener en cuenta es ser cliente de alguna casa de apuestas online (es decir, tener una cuenta y un medio de pago asociado a la misma). Por lo general, la misma plataforma te ofrecerá una variada cantidad de posibles acciones en diversos eventos deportivos que pueden ir desde ofertas “prematch” o del partido en vivo, y se pueden apostar desde resultados o cosas irrisorias, como el minuto en el que un jugador anotará un gol o hasta la cantidad de tiros de esquina que un equipo tendrá.

Apostando al candidato o jugar por la sorpresa

Siempre hay resultados más esperables porque no todas las selecciones vienen con el mismo recorrido, la misma historia o la misma calidad futbolística. Es mucho más seguro para el apostador, jugar a una victoria de los que se presupone que van a ser protagonistas de la competencia. Pero con eso viene un agregado que hay que tener en cuenta: la apuesta más segura es la que menos dinero te dará, por lo que si quieres tener ganancias reales fuertes, tal vez no sea la mejor opción.

Si te gusta el riesgo y confías en que algún equipo puede dar alguna sorpresa, tal vez tengas menos chances generales apostando a una selección débil, pero, en contraparte, las ganancias finales serán notoriamente superiores. Y, como en cualquier evento futbolístico, en el Mundial los resultados se definen en los 90 minutos: los pronósticos de Argentina-Arabia Saudita, daban a la selección de Messi como candidata con un 82% de probabilidades contra un 5% del combinado asiático.

Incluso, luego del gol del jugador del PSG, la diferencia llegó a estar, en algunas casas de apuestas, en 31 veces lo apostado si quien ganaba era el rival, es decir, quien en ese momento apostó mil dólares por Arabia Saudita, se llevó 31 mil dólares de premio.

¿Cambian los porcentajes de premios?

Como ya hemos visto en el ejemplo anterior, y por el hecho de que haya apuestas prematch y apuestas para hacer durante el partido, puedes entender que sí. De hecho, volviendo al caso anterior, una eliminación de Argentina en primera ronda, considerando que venía de ganar la última edición de la Copa América y que llegaba invicto al Mundial de Qatar, parecía bastante improbable. Hoy, después de que perdiera contra Arabia Saudita, las casas de apuestas pagan 10 a 1. Esto no implica que Argentina no sea el máximo candidato a ganar sus próximos dos partidos, pero en un grupo que ya tuvo sorpresas, nada está dicho.

Los candidatos

Brasil viene con un equipo ultraofensivo, donde además de Neymar, Tité ha convocado a otros ocho delanteros. Invictos y con el mejor porcentaje de victorias de las eliminatorias sudamericanas, el pentacampeón quiere separarse aún más de sus competidores y llegar a la sexta estrella. A favor tiene muchas cosas, no le ha tocado el grupo más difícil, llega sin complicaciones de lesiones, confiados y en busca de revancha por la derrota en la última Copa América.

Francia viene de ganar en Rusia 2018 y quiere revalidar el campeonato, ha derrotado a Australia en su debut, con goleada incluida, partidazo de su figura Mbappé y el destape goleador de Giroud y vaticina no extrañar a las figuras que le faltan (Benzema, Kanté, Nkunku y Pogba, entre otros). España viene de convertir 7 goles ante la débil Costa Rica, teniendo un combinado de jóvenes estrellas y algunas figuras de experiencia, comandados por Luis Enrique. Algo similar es el caso de Inglaterra. Otros candidatos, como Argentina, Bélgica o Alemania, son una incógnita.

¿Las sorpresas?

Hemos tenido sorpresas en esta fase de grupos y ahora quedará ver si fueron eventos de una vez o si podrán asentar un contexto a futuro: Arabia Saudita y Japón empezaron ahogados por Argentina y Alemania, pero lograron superarlos con un juego aguerrido, mucho esfuerzo físico y grandes goles. Apostar a que seguirán esa senda es arriesgado, pero interesante.

¿Una potencia en desventaja que puede dar una respuesta? Alemania. No hizo una clasificación perfecta, viene con una de las convocatorias más “flojas” de nombres de los últimos años y, luego de la derrota en el debut, debe enfrentar a la candidata (e infladísima en su ego por la goleada a Costa Rica) España. Una derrota en este partido es tan posible como definitoria: los ibéricos vienen de desplegar un fútbol sin posiciones, donde cualquier jugador puede aparecer en cualquier lugar, haciendo muy difícil una marca continua, y dos partidos seguidos, en un mundial, es, prácticamente, una sentencia de muerte. Los teutones lo saben y es probable que puedan mostrar una reacción ante esta situación y no le dejen a los de Luis Enrique el pase a octavos tan sencillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *