Venezuela, Maduro recula en medio de protestas e inflación

Venezuela, Maduro recula en medio de protestas e inflación. Maduro «suspendió» viaje a la Argentina argumentando tonterías mientras Venezuela arde por protestas de profesores e inflación astronómica.

Venezuela Maduro protestas inflación

Nicolás Maduro se negó a dejar Venezuela para viajar a la Argentina por la reactivación de un pedido de Interpol por parte de la oposición al gobierno populista de Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Ambos países comparten inflación asfixiante y protestas de sectores reclamando mejoras en salarios.

Los maestros de Venezuela están impulsando las mayores protestas antigubernamentales en años, y se espera que continúen las manifestaciones por las condiciones salariales. Dicen que no pueden llegar a fin de mes, en medio de una inflación altísima. Alrededor del 50 por ciento de los docentes ya han dejado el sector de la educación en los últimos cinco años.

Ahora los que todavía enseñan están sacando sus frustraciones a las calles. Una escena común en la capital, Caracas, son grupos de maestros con carteles que exigen salarios justos.

Las protestas son pacíficas, pero el mensaje es desesperado. La maestra de quinto grado Soraya Supelano trabaja en Antimano, al oeste de Caracas. Ella dice que su ingreso mensual no cubre las necesidades básicas.

«Mi salario asciende a medio cartón de huevos y un pequeño trozo de queso», dice Supelano. «No puedo pagar nada más, así que tengo que esperar el próximo cheque de pago».

Un maestro en Venezuela gana entre 10 y 30 dólares estadounidenses al mes, dependiendo de la experiencia y los méritos académicos.

Proceso inflacionario

La inflación en Venezuela alcanzó el 234% en 2022, dijo el lunes la vicepresidenta Delcy Rodríguez, lo que representa una desaceleración con respecto al año anterior, ya que el país sudamericano lucha contra una crisis económica profunda y prolongada.

Rodríguez proporcionó la tasa de inflación durante una reunión con líderes empresariales turcos y venezolanos. El banco central de Venezuela publica datos económicos con poca frecuencia y no ha dado datos de inflación desde octubre.

Durante meses, Maduro y su gobierno pudo controlar la inflación de los precios al consumidor con políticas económicas rígidas, que incluyeron el anclaje del tipo de cambio, la limitación del gasto público y el aumento de los impuestos.

Pero la estrategia ha mostrado grietas desde noviembre con los precios subiendo rápidamente a medida que la moneda del país, el bolívar, se deprecia frente al dólar estadounidense.

El gasto público también se ha acelerado y la demanda de dólares está superando las reservas de divisas del banco central.

Un grupo de economistas dijo a principios de este mes que Venezuela corría el riesgo de volver a entrar en un período de hiperinflación.

La inflación en 2021 superó el 686%, según el banco central del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *