Vino chileno influido por el poder del sol

Vino chileno influido por el poder del sol. Pequeñas y medianas empresas están cambiando a energía renovable y aprendiendo sobre la eficiencia energética.

Vino chileno

En reciente audiovisual sobre avances tecnológicos en viñedos de Chile, se muestran alternativas a medida que las sequías y el aumento de las temperaturas golpean a los productores de alimentos en el país.

El objetivo del proyecto es mejorar la eficiencia energética y reducir las emisiones de las empresas chilenas en el sector agrícola y alimentario.

La implementación consiste en capacitación para pequeñas y medianas empresas en el uso de energías renovables y en eficiencia energética. El alcance de la iniciativa involucra a 60 pequeñas y medianas empresas

Socios del proyecto: Cámara de Comercio Alemán-Chilena, Ministerio de Energía de Chile, Agencia Chilena para la Eficiencia Energética

La financiación surge mediante el ministerio de Medio Ambiente de Alemania, a través de su Iniciativa Internacional sobre el Clima (IKI)

No ha llovido en Molina en el centro de Chile durante meses y el agua que generalmente fluye desde las montañas también se está volviendo más escasa. Para el viticultor Nicolás Morales, la disminución de los suministros se ha convertido en un problema.

Vende la mitad de sus uvas a la gran bodega Viña San Pedro, un lugar donde también recibe consejos sobre cómo administrar mejor el escaso recurso. La bodega San Pedro tiene un sistema de riego automático que reduce las pérdidas. Actualmente funciona con un motor diesel, pero la bodega quiere cambiar a energía solar.

Son una de una serie de pequeñas y medianas empresas en Chile que recurren a las energías renovables y aprenden a ser energéticamente eficientes como parte de un esquema de gestión alemán-chileno para ayudar a reducir las emisiones de los sectores de la agricultura y la alimentación.