Santiago de Chile, la capital enmudecida

Santiago de Chile, la capital enmudecida. La ciudad se despertó el domingo en cuarentena total, una medida ordenada por el gobierno después de un salto en los nuevos casos de coronavirus y el número de muertes en los últimos días.

Santiago Chile

El número de contagios se ha disparado en Chile y se han escuchado alertas dentro de la sociedad chilena. Especialmente entre ciudadanos e instituciones que han estado constantemente pidiendo medidas más extremas y una cuarentena total durante los últimos dos meses en el país, negándose a creer en el discurso oficial de que la situación estaba bajo control.

El miércoles 13 de mayo, la conmoción fue enorme ante el anuncio del Ministro de Salud, Jaime Mañalich, de 2.660 casos nuevos, un brote del 60% en 24 horas.

El sistema hospitalario está llegando a sus límites en algunos lugares: si las camas de cuidados intensivos tienen una tasa de ocupación del 78% a nivel nacional, las cifras varían, según las zonas, entre 84% y 94% para la Región Metropolitana.

Los informes muestran que las ambulancias tienen que esperar varias horas antes de atender a los pacientes. La gravedad de la situación ha llevado a las autoridades a transferir pacientes a diferentes regiones del país.

Otro motivo de preocupación es el anuncio de que la red de clínicas privadas detendrá las pruebas de PCR. Las existencias están agotadas y los laboratorios, con exceso de trabajo, ya no logran analizar las muestras tomadas.

La gravedad de la situación ha llevado al gobierno a adoptar la medida más restrictiva desde el anuncio del primer caso Covid-19 en el territorio el 3 de marzo: la cuarentena total de la región de Santiago, que entró en vigor la noche del viernes a sabado.

«Esta noche estamos entrando en la etapa más difícil, donde se necesita la mayor solidaridad, el mayor control mutuo. Por favor, use la máscara, no salga en esta situación», lanzó el Ministro de Salud el viernes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.